domingo, 27 de noviembre de 2011

LA MAGIA DE LAS PALABRAS

Cuando nacimos
ya habían traducido el mundo
en un lenguaje equivodado.
David Eloy Rodríguez
GOLEM

Tengo problemas con las palabras.
Me pierdo en las trampas que ponen
los nombres que dan ahí fuera a las cosas.

Me ocurre que siento
este revolverse dulce de los animales que viven en la sangre
y en cuanto lo llamo de algún modo
me pide cuentas,
me pide más.

Ah, sí,
llegan los nombres
y lo ensucian todo con sus tablas de la ley.

Por más que vea sus cepos,
si no hay otras palabras
estoy sola.

Si no tengo otro nombre para lo que busco,
pensar es siempre volver a un camino
que lleva siglos trazándose,
una rueda de un "por aquí hay que ir",
un silogismo sin salida:

las palabras
me hacen seguir la ruta de razones
que han forjado mil años de hombres hablando,
"si A entonces B entonces miedo",
y yo que no comparto esas premisas,
no puedo salir de la celda que me lleva
de unas cosas
a las otras,
palabras,palabras,
y acabo por repetir
las mismas falsas letanías
hasta caer dormida.

Déjame que no te llame nada.

Déjame que me corte la lengua cada vez
que ponga nombre al río que nos va llevando.

De los trozos de esa lengua rota
dejaré brotar
un lugar habitable.


Laura Casielles, 1986, Asturias, ha sido premiada recientemente con el premio nacional de poesía joven del Ministerio de Cultura.

1 comentario: