sábado, 11 de febrero de 2012

EL DESIERTO SIRIO

De ALCANDORAS




SIRIA

Siria. Si-rya, Suriyya, Siría, es Siria. Si viajas a Siria alguien te atenderá en la calle, y tú serás considerado un hermano.
Dá-til, E-ú-fra-tes, Dátil, olivo, el Tigris y Eúfrates. Si conoces el país del más bello nombre, éste será antiguo en tus oídos.
Pal-mira, palmera, Siria, Palmira, si viajas a Siria, Damasco y Omeya.

Córdoba, cunei-for-me, si viajas a Siria leerás cómo escribes. Hama, no-ri-a, Si-ri-a, Ebla, si-la-ba, U-ga-rit... Siria, Ugarit.

Si-la-ba, Si-ri-a, Siria


Si vuelves a Siria-la mezcla, Suriyya, Siria, alguien te cederá un sitio en la puerta de la mezquita para que te sientes, y sonreirá, y te contará un cuento; si pasas adentro te explicarán algo más, alguien te llamará desde el otro lado de la calle para conocerte o para guiarte.

Homs, arameo, Maalula la antigua, Deir-Moussa el hogar de la paz, el desierto de Siria.

El zoco y el dátil, comercio, caravan-sar, la kashba, la kafta, azahar, verás comerciantes que piensan en precios con su religión y con serenidad.

Suriyya, orgullo, HOS-PI-TA-LI-DAD, gente que mira... con naturalidad, y hombres de la mano, el hammam.

Saladino, Gran Siria, cruzadas, el Crack.

Akkadios, acequia, fenicio, Alejandro, Tar-te-sos Al-ándalus, Arabe,
y Ugarit, Grecia antigua y olivos y hay más, alfabeto, Ugarit. Y pastores que guardan ganado y el trigo en memorias del mundo y Aleppo y Damasco ocho mil años ha.


Rusia, gas, veto, Bachar al-asad. Lucha, Baas, muerto, y la no-libertad. Kalashnikov. Gente de raza por su li-ber-tad, si viajas a Siria amarás a quien roba su arma para no matar, y recuperarás la memoria de Al-hama, y de Alkala-hat y serás la persona que nazca en tus padres te preguntarás dónde has estado este tiempo, y tan separado de tí y de tus hermanos, y tan poco árabe, y tan mentido.


Que nadie piense que puede pasar sin pagar el tributo de lo que hoy pasa en Siria.
Que sus consecuencias en nuestra cultura desaparezcan llevando lo que de ellos somos, desapareciendo tú y yo, si no pagamos tributo por los muertos en Siria.

Las norias de Hama gimen al girar y son de madera, pero ahora se mueven con aguas rojizas y su quejido ya no es de viejo y de sabio, es de horror, y de un miedo que llega hasta aquí.


De ALCANDORAS

Atardecer sobre el Eúfrates, Deir ez zor

De ALCANDORAS

Damasco

No hay comentarios:

Publicar un comentario