martes, 27 de septiembre de 2016

DIEZ: ¿¿Wendenstock??? (Escalar en el Mingo, 3)


Ahora hemos acuñado una etiqueta para nombrar un estilo que ya existía; es el estilo "Wenden" (de "Wendenstock"), o sea abrir desde abajo con taladro. En el caso de esta vía, el estilo no se pudo interpretar mejor y de manera más natural, resultando una apertura tradicional pero tremendamente innovadora, con el mínimo de material posible, y con mucho compromiso. Cuidado con ella, es una clásica pero tiene dificultad. Ya sabemos lo que se hacía en la Pedriza y otras zonas en esa época en este mismo estilo, pues aquí en Andalucía tenemos nuestra muestra en esta vía.

La vía "Diez" (es su nombre) es una apertura de Ramón, del año 82, creo. Discurre sobre placas puramente deportivas, ronda el 6b+  y es todo un ejemplo de apertura con compromiso e intuición. Resulta más o menos expuesta, aunque no tanto-tanto (puede ir al E3, quizás al E3+ en algún momento, más o menos, pero en terreno más difícil que otras, y con grado más obligado, ojo). Es todo un alarde de imaginación. En su día se abrió con buriles en las placas, aunque muy distanciados y buscando enlazar nichos donde se pudiera parar a utilizar el burilador (en alguno de ellos es sorprendente y muy arriesgado). Ahora estos buriles están restaurados 1x1 (parabolt), pero sigue siendo igual de impresionante e inspiradora. Es una muestra de seguridad en uno mismo, un botón como pequeña vía de lo que es la excelencia escalando (al menos yo así lo entiendo), máxime en un momento en el que principalmente se escalaban diedros y fisuras, siendo las placas terreno aún bastante inexplorado. Una auténtica joya de la escalada clásica que te va a poner los pelos de punta, da igual el grado que hagas, una vía muy diferente en su repetición que en su apertura.



Una de las cosas que impresiona de esta vía es la capacidad de navegación que exige, no dejando ver salida hasta ya muy arriba. Junto con el Espolón de la Concordia (mismo estilo), una muestra de purismo en la escalada, y una parte de la cultura de montaña que podemos perder si no se respeta.

El largo uno es principalmente el tomate de la vía, tiene 4 ó 5 seguros fijos, y admite protecciones en sus primeros 15 metros, de los que se pasa a placa, sorteando nichos desde los que se podía burilar. En el aleje más bestia admite algún micro o fisurero, pero aún así se queda lejos. Navegar por la placa y mantener la calma, porque es escalada de presa pequeña y equilibrio, excelente.

Material: un juego de friends hasta el tres y un juego de fisureros. Algunos micros. Cuerda doble.

Graduación: 6b+ o 6c. 
Obligado: 6b+ o 6c, E3 en 6b.
Equipamiento: reuniones equipadas, chapas en los largos (lejos).
Descenso, hacia la izquierda, 10 minutos.
Longitud: vía corta. Dos largos, el primero de unos 40 metros y el segundo corto.
Localización: ver la guía de escalada en Jaén. Entrar por un espolón fácil hasta situarse en una pequeña sabina a la izquierda y debajo de un nicho-cueva con estalactitas. Remontar este resalte y buscar el primer bolt en corta travesía hacia la derecha, para luego zigzaguear un poco por las placas. Se van viendo los seguros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada